Jubilados de Zorroza protestan ante la BBK por el cierre de un centro social

octubre 23, 2012

La entidad se reunirá mañana con los afectados, que amenazan con «sacar los ahorros del banco»

23.10.12 – 02:31 – HIZKUNTZE ZARANDONA hzarandona@elcorreo.com | BILBAO.

Los jubilados de Zorroza están en pie de guerra. Un centenar de mayores del barrio amenazan a la BBK con retirar las pensiones y los ahorros de la caja si les cierran el centro social en el que pasan el tiempo libre, un club propiedad de la entidad bancaria. Lamentan que «nadie se ha puesto en contacto» con ellos para explicarles la situación y aseguran sentirse «desahuciados». Pero piensan «luchar hasta el final» y ayer dieron buena muestra de ello. A las diez de la mañana, unos treinta afectados se reunieron en la puerta de la sucursal situada en la carretera Zorroza-Castrejana y llevaron a cabo su «plan de ataque». Colocados en fila india, comenzaron a entrar en la oficina para sacar pequeñas cantidades de dinero que más tarde ingresaban, con el propósito de generar largas colas e impedir el normal funcionamiento de la caja. «Estamos dispuestos a pelear por lo nuestro», declararon.

El centro de jubilados se ubica en el número 121 de la avenida Montevideo. Hasta el pasado mes de julio abría todos los días de la semana, incluidos domingos y festivos por la tarde. Desde la vuelta de vacaciones, en cambio, el local solo funciona las tardes de lunes a viernes desde las 15.00 hasta las 18.45 horas. La entidad financiera explica que tomaron la medida por la «baja demanda» que tenía el centro por las mañanas y los días de fiesta. Fermín Montes, portavoz de los jubilados, cree que éste es el paso previo para que el lugar «cierre para siempre» y asegura que no piensan «consentirlo».

Sin bar

Leer la prensa, jugar a cartas, charlar… los usuarios pasaban mucho tiempo en los salones del inmueble. Ahora, además de la reducción de horas, tampoco disponen de un bar. «Si queremos beber agua, o nos la llevamos de casa o la cogemos del baño», protesta una usuaria. «No pedimos el oro y el moro. Solo que las cosas vuelvan a estar como antes», protestan. Desde la BBK aseguran que instalarán «una máquina de vending» para que «puedan seguir tomando café».

La entidad financiera propone una alternativa a los afectados. Zorroza cuenta con otro centro «situado a escasos metros», propiedad del Ayuntamiento. Montes, sin embargo, rechaza esta medida porque es un sitio que «no está bien acondicionado y no tiene espacio suficiente para reunir a tanta gente».

Los portavoces de la caja explican también que no avisaron a nadie del cierre parcial porque en el local no hay «socios; es un centro abierto y no disponemos de los datos de quienes acuden». En todo caso, aseguran que están en contacto con la asociación de vecinos de Zorroza y la de jubilados para que lo «autogestionen y cederles el local». Un dato que ayer «desconocían» los afectados, quienes, «por sorpresa», recibieron al mediodía la llamada de un portavoz de la entidad para mantener una reunión mañana e «intentar solucionar el problema». Pero, en ese sentido, lo tienen claro: «Ya hemos pasado la guerra. Si no nos gusta lo que nos proponen, seguiremos luchando».

Es el segundo caso que sale a la luz en apenas dos días. El sábado, este periódico se hacía eco de otro problema similar en Zabala, donde cerraron un centro que la caja asegura que reabrirá al público en «uno o dos meses».

Fuente: elcorreodigital.com

Anuncios